Camilo Sesto: La balada despidió a un grande

FÉLIX MELOEspecial para L2

Con la muerte repentina del cantante español Camilo Sesto, en la madrugada de este domingo, el mundo musical despide al más grande ídolo de multitudes de la música en español, quien posiblemente fue el pionero del fenómeno de las fans.

Todavía la gente recuerda la histeria que provocaba este artista, personaje fundamental de la España de los 70, cuando se presentaba en cualquier escenario a ambos lados del Atlántico.

De los cantantes hispanos, sólo el mexicano Luis Miguel ha encantado a las masas como Camilo Sesto, y juntos son los dos líderes de masas más grandes que ha producido el panorama musical hispano. Camilo, quien al igual que Nino Bravo, Juan Bau y Juan Camacho, pertenece a la escuela valenciana de grandes voces, con su partida del mundo terrenal dejó una estela de récords que aún perduran.

Entre estos se pueden citar los 52 números uno que había acumulado cuando de manera forzoza se retiró por primera vez en 1987 (récord Guinness), debido al cansancio físico y de sus cuerdas vocales y para dedicarse a cuidar de su hijo Camilo Michael.

Entre todos sus éxitos, su disco “El amor de mi vida” una obra maestra de opulencia sonora, fue el más vendido de los años 70, mientras que la canción “Vivir así es morir de amor”, apoteósica desde los primeros compases, fue posiblemente su más universal, siendo grabada en Rusia e Israel.

Sus aportes
Sin duda los aportes de Camilo Sesto al mundo de la música son inestimables. Su voz aguda y potente marcó toda una época en el panorama musical español.

Camilo, quien nació un 16 de septiembre en Alcoy, Valencia, España, triunfó en una época complicada debido a que los cantantes no estaban apoyados por las técnicas y arreglos de grabación que existen en la actualidad.

De igual forma, ha sido de los pocos cantantes hispanos que ha dominado dos décadas (1970 y 1980) y uno de los que más conciertos en directo ha ofrecido, más de 6,000 entre 1970 y 1987, lo cual le obligó a retirarse de manera forzoza en 1987 debido al cansancio físico y de sus cuerdas vocales.

El tipo de voz de Camilo Sesto es tenor lírico-ligero, lo que es igual a potencia y altura, cuyo registro abarcaba más de tres octavas desde bajo, barítono y tenor, con una gran flexibilidad incluso tenor-soprano.

Sus más de 600 composiciones en la Sociedad de Autores y Compositores de España lo convierten en uno de los escritores más prolíficos en español.

Además de estar considerado como el más grande ídolo de multitudes de la música hispana, sólo comparado al astro mexicano Luis Miguel, también está situado entre los tres mejores cantantes de la historia, junto a Raphael y Nino Bravo.

Comienzo del éxito
De su puño y letra, la canción “Algo de mí” fue la que desató la histeria. Este fue el primer número uno de Camilo Sesto, y con su éxito traspasó las fronteras de este lado del Atlántico.

Esta canción resultó una “bomba” demasiado fuerte para las adolescentes de la época que focalizaron en el cantante español sus primeras calenturas. Camilo lanzó luego un disco con ese título, producido por Juan Pardo (más adelante el cantante se haría cargo de sus propias producciones).

Este disco, “Algo de Mí” vendió 15 millones a nivel internacional.

Los éxitos de Camilo Sesto se sucedieron uno tras otro. “Amor amar”, “Un hombre solo”, Mendigo de amor”, “Si se calla el cantor”, entre otros.

“El Amor de mi Vida” se convirtió en la canción más vendida de la década del 70, mientras que “Vivir así es morir de amor” fue la más conocida a nivel internacional.

Canciones.
“Solo tú”, ópera que había grabado Luciano Pavarotti (Cansone Perti) y Getsemaní, de la ópera rock-Jesucristo Super Star en 1975, considerado el tema más difícil de interpretar en español.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *